lunes, julio 07, 2008

CHIPI, CHIPI Y CHIPI.
Hoy amaneció lloviendo. Toda la mañana con esa lluvia lenta , "chipi-chipi" o "mojapendejos" como le llamaba la abuela. Así estubo hasta hace rato para de pronto el cielo quedar azul con un sol brillante y subir la temperatura porque, tan radiante es, que calienta el pavimento de las calles y ya se siente que sube el vapor y con ello el calor. Olvide colocar el filtro a la cafetera y el café se ha llenado de la "surrapa" del molido. Ultimamente le he perdido el sabor al café, ahora me ha dado por tomar té de todos colores y sabores: negro, verde, de manzana a la canela, etc., etc.
En los últimos días me he sentido intranquilo y es, a mi parecer la cuestión de mis deudas que no puedo salir, el trabajo que no me deja satisfecho del todo y con ello un ligero dolor en el estomago. La semana pasada visite a un viejo amigo y me ha sorprendido pues así, sin más ha decidido renunciar a su trabajo como director de zona de Converse, vender su pequeño departamento y su membresia del gym y largarse a la costa de Jalisco. Tal vez le ha obligado su reciente divorsio y el perder a sus hijos. A su ex le ha sedido, sin pleito ni nada , la residencia donde vivian más la pensión mensual para el mantenimiento de sus hijos. Su departamento esta vació, nos sentamos en el suelo para platicar. Pensé que podría estar abatido o quizás deprimido pero en apariencia no es así. Compro una casita a un gringo cerca de Chamela en la costa de Jalisco. Esta en medio de la nada, la población más cercana esta como a 20 minutos por carretera. Me explica que se ha obligado a esto por que todo lo terrenal ya no le significa nada, que su ser se ha desprendido de este caparazón que es su cuerpo para lanzarse hacia un nuevo encuentro con su alma. La soledad es su principal aliado. Me despedi deseándole la mejor de las suertes para que se encuentre así mismo. ¡¡Adiós "mai broder"!!, termina diciendome mientras le miro desde la calle en su 3er. piso. "Cuando el mundo tira para abajo es mejor no estar atado a nada..." Ahh, siempre me he dicho que la coca y la mariguana no dejan nada bueno. No señor, nada bueno.

Etiquetas:

7 Comments:

Blogger El Aletz said...

Uff..
Profundo,muy profundo...
Pero todo tiene solución, chance y tenía que pasar, no se...
Humm..

07 julio, 2008  
Blogger Jess von Diviesoff said...

Quien pudiera hacer lo mismo, pero ya veras como se le complican las cosas. Conocera otra mujer, empezará algún negociete y ala otra vez a la alienación cosumista.

09 julio, 2008  
Blogger Selecciones said...

Me encanto el caso de tu amigo, así como tu relato. Con tu permiso lo copio para nuestra biblioteca de posts perdidos.

Jesus

09 julio, 2008  
Blogger Ale said...

:s que te digo... a veces y a pesar de todo uno no esta tan fregado como pareciera no? otros andan peor :s

12 julio, 2008  
Blogger El Aletz said...

Te dejé premio en mi blog!

12 julio, 2008  
Blogger Blueberrie said...

Inteligente comentario el que habla de "alienación consumista"... No creo que ese lugar al que va a instalarse tu amigo esté en medio de la nada... Posiblemente somos nosotros quienes estamos en medio de la nada. El va a encontrar, va a encontrar... todo aquello que pasa lejos de nosotros.

Un abrazo y una invitación a mi nueva bitácora: www.ramblamalvin.blogspot.com
(De a poco estoy retomando contacto con bloggers amigos)

13 julio, 2008  
Blogger Nostromo said...

aletz:
Pues no es tan profundo como parece. El cambio se ha sucitado por la forma que se ha enfrentado a este fracaso que el llama matrimonio. Eso ten por seguro, mañana lo vere por aqui trabajando de nuevo.

jesús:
conociendo lo mujeriego que es mi amigo, no creo que pueda vivir tan solo o ¿si?
Por cierto, me complace el saber que ha elegido esta narración, gracias.

ale:
Quien quisiera hacer lo mismo verdad? Total, darle la espalda a tus problemas y huir. Que chido!!

blueberrie:
Es una grata sorpresa tenerte de regreso y ten por seguro que me dare mis vueltas por tu nuevo blog.

15 julio, 2008  

Publicar un comentario

<< Home